Mini Me

Mini Me
Mini me

Mamá Fashion

Mamá Fashion
Mamá Fashion

Embarazo Chic

Embarazo Chic
Embarazo

Descartando 7 Mitos de Belleza


Hay muchos mitos de belleza acerca del cuidado de nuestra piel, desde pensar que te arrugarás igual que tu mamá ó que solo debes usar bloqueador en verano. Aquí descartamos algunos mitos comunes de belleza.  


Yo en plena asesoría de Imagen

Ultimamente estoy asistiendo a un grupo de mamás y bebes no mayores a 3 meses . La mayoría son mamás primerizas por lo que tocamos diferentes temas entre ellos los cuidados de la piel después del parto, han sido invitados diferentes especialistas con los cuales hemos descartado algunos mitos de belleza que hoy comparto. Empecemos…


7 Mitos de Belleza


Mito 1    “Sí tu mamá tiene arrugas tu también las tendrás”

La genética juega un papel importante en la apariencia de la piel, sin embargo, los hábitos en nuestro estilo de vida serán los que tengan mayor impacto en la piel. La exposición al sol, nuestra dieta, el consumo de alcohol, fumar, el stress o lo poco que dormimos (¡plop! mamás recién estrenadas ¡piña!) impactará en la condición de nuestra piel. 



Mito 2    “Solo necesitas usar bloqueador en verano

Aunque hemos recibido bastante información de lo importante que es usar bloqueador, sigue habiendo personas que piensan que no es necesario. Lo cierto es que los malvados rayos UV pueden hacer daño a nuestra piel hasta en un día nublado, allí la importancia de incorporar bloqueador a nuestra rutina diaria de belleza los 365 días del año. 




Mito 3    “Solo los productos caros o de marca funcionan

Totalmente falso. A pesar de haber productos muy buenos de marcas muy reconocidas, existen otros que son inclusive aún mejores y no tienen un precio tan caro. Prueben diferentes opciones hasta encontrar el que más efectivo sea para su piel. 

Por ejemplo, yo compraba Estee-Lauder por recomendación de una blogger (ya imaginaran quién) y a pesar de ser buenos, una vez me regalaron la crema de ojos Nivea y me fue mejor, y solo costaba la cuarta parte. 




Mito 4    “Necesitas cambiar tus productos/marca de cuidado de piel regularmente

No hay evidencia que la piel se acostumbre a un producto y después de algún tiempo deje de ser efectivo. Así que si siguen funcionando en la piel, a seguir con ellos.  

Lo que si es cierto es que nuestra piel cambia por muchos factores, como enfermedad u hormonales, por ejemplo yo después de mi primer embarazo tenia acne, entonces usaba productos para piel grasosa y problemática, pero en mi segundo embarazo se me reseco la piel tanto que pase a productos para piel extra sensible. Siempre estar atentas a la respuesta de nuestra piel. 




Mito 5    “Tu piel tiene que estar impecable para estar limpia y sana

La realidad es que lavarla excesivamente puede resecar nuestra piel, al quitar los aceites naturales que la protegen, dejándola más susceptible al medio ambiente y la deshidratación.  

Por ejemplo, dicen que no deberíamos lavar nuestras manos más de 5 veces al día. Como regla general debemos usar crema humectante siempre que lavemos nuestra piel.  




Mito 6    “Lo que consumo (mi dieta) no afecta la condición de mi piel

Comer saludable y balanceado así como también tomar agua regularmente, definitivamente ayuda a mantener nuestra piel en buenas condiciones. 

Los antioxidantes que encontramos en frutas y vegetales como los aceites naturales en frutos secos y pescado,  juegan un papel importantísimo en el cuidado de nuestra piel. No olviden incluirlos en su dieta, notarán la diferencia. 




Mito 7    “Las cremas antiarrugas eliminarán mis arrugas

A pesar de que nos encantaría que esto fuera cierto, no hay ninguna crema mágica que borre nuestra arrugas permanentemente (hay cremas que lo hacen en forma temporal). La única forma de evitar arrugas es usando bloqueador y crema humectante, comer saludable, beber agua, limitar el alcohol, no fumar y dormir lo necesario. 



¿Entonces que hago?

Como verán, la única forma de mantener nuestra piel bella y saludable es mantener un adecuado estilo de vida, que dependerá solo de nosotros, no de la genética (aunque ayuda) ni de las cremas mágicas, sino de nuestros hábitos diarios de alimentación y cuidado preventivo. 



¿Tienen algún otro mito o recomendación? Compártanlo ;)



SIGUEME EN / FOLLOW ME AT