Mini Me

Mini Me
Mini me

Mamá Fashion

Mamá Fashion
Mamá Fashion

Embarazo Chic

Embarazo Chic
Embarazo

Cuando seas Madre de un #Terrible3


Mi chiquita hermosa cumplió 3 años. Parece ayer cuando me entere que estaba embarazada y hoy tengo una niña (hermana mayor!!) que me refuta cada vez que quiere y me desafía hasta el infinito y más allá (jaja). 

Los 3 verdaderamente le agarraron con fuerza, todo su mundo cambio al llegar la hermana. Y no solo a ella sino a nosotros como padres también, estos últimos meses han sido super difíciles para todos pero también hermosos. La maternidad es un viaje por montaña rusa, parece que se te van a salir las tripas en cada bajada pero al pasarla te sientes tan bien (llena de amor) que quieres volverla a subir (masoquistas eh!).


Nuestro Orgullo

Verla crecer es tan lindo, con nuestro esposo la miramos y no podemos creer en la niña que se ha convertido, tan despierta y divertida. A la fecha ella habla español e ingles de manera natural y fluido de acuerdo a su edad, claro esta. Sabe contar hasta 20, sabe leer su nombre, las formas, los colores, los principales países. Le encantan los libros, de hecho tengo más libros que juguetes en casa. Ya dejo el pañal de día y noche (yeeee lo celebramos!!!), duerme toda la noche de corrido (aunque hacerla dormir ¡¡Dios!! Es una batalla aun sin ganar). Otra batalla es que coma (mi mamá dice que las estoy pagando jaja) pero peinarla y lavar los dientes, son batallas que si he ganado (Estrellita para mi). 
Mi hijita Bella

En fin, luego de dejar que mi corazón se infle de orgullo al hablar de ella, continuo con mi post dirigido a ella (y paras las que se identifiquen conmigo) cuando sea Mamá de una niña(o) de 3, continuando con mis cartas de su primer año “Hijita Mía” y segundo año “No quería una niña”. 


Cuando Seas Mamá de un Terrible 3

Hijita mía de mi corazón, cuando tengas la dicha de ser madre y tu hijito o hijita este por cumplir los 3, lee esta carta que con mucho cariño y honestidad escribo. 



Eres una Buena Mamá Creerás que eres una mala madre, que lo gritaste en vano, que no cocinaste bien, que lo estas haciendo mal, que ya no puedes y probablemente te preguntarás ¿por qué tuve hijos? Si tan feo como suena, así pasara. Pero déjame decirte mi amor, que yo también lo hice, que tu abuelita tan bien lo hizo y que todas las mamitas que amamos con todo el corazón a nuestros hijos también lo hicimos ¿por qué? Porque nos importan, porque nuestro amor están grande que quisiéramos ser las mejores, siii las mejores y lo somos, porque perfectas ante nuestros ojos nunca lo seremos pero para tu bebe siempre lo serás. 



Acostumbrarse al NO Si si si (casi nunca lo escucharás a menos que ofrezcas helado), relajate que los días estarán llenos de: No, No quiero, No me gusta, No me toques, No me beses, No me digas que No, No te escuché, No quiero ir, No quiero levantarme, No quiero comer,  No me cae, No quiero ir al colegio, No y No y No y No a la N. Es normal, en realidad es una buena señal jaja pronto pasarás esta etapa. 

Mamá ya no quiero más fotos!!!


¿Por qué? ¿Qué? Es divertido y también estresante, tienes que estar preparada para todo tipo de pregunta y en todo lugar. Cómo cuando tu me preguntaste en frente del doctor ¿por qué no tenia pelo? jaja Siempre contesta con sinceridad no te inventes cosas porque ellos no se olvidan nada!!!!  


La paciencia no te abandonará Te querrás jalar los pelos, te saldrán gritos, si, querrás levantar la mano, si, te sentirás terrible por eso, si. Pensarás nuevamente que eres la peor mamá, sin embargo, la paciencia te iluminará y veras la luz pronto. Al inicio será difícil… muy difícil pero pasará (sé que suena a cliche pero es cierto) solo te pido que no dejes que los demás bloqueen tu amor y tu poder de decisión, lo principal será siempre tu instinto y no la opinion de los demás.   

Cuando iba a cumplir 2 y ya perfilaba berrinches

Los berrinches serán en público y las respuestas inmediatas Si tienes una hija acostumbrarse al llanto y al drama, nomás. Si tienes un niño a las patadas o mordiscos, en ambos, a que se tiren al suelo en cualquier parte. Cada niño es un mundo, mantén tu serenidad, los berrinches son una oportunidad para enseñarles a lidiar con sus emociones, que las miradas de los demás no determinen tu accionar.  En realidad tu hijo buscará que reacciones, eso quieren, contigo me funcionó hablarte despacio y con cariño, te calmabas de inmediato. 


Sinceridad a Voz Alta Ojo pestaña y ceja a tus comentarios, tu hijo repetirá todo lo que digas, en voz alta, en realidad gritando!!. Ah pero no lo trates de callar ah, peor será. Cómo tu en el supermercado, diciendo “Mamá mira esa señora tiene cejas de bruja, y yo tratando de disimular: no veo nada hijita; te fuiste corriendo a su lado para señalarla y decir: ¡Mamá! Ella, mira, parece bruja” jajaja (ya ves es divertido de vez en cuando, lo bueno es que sabes usar el idioma según la ocasión). 

Esa mirada en alto de sabelotodo y desafiante. Por ella comería dulce todo el día.


Hora de Dormir, comer, pañal/baño, salir a la calle Hará lo imposible por evitar ir a dormir. ¿Comer? se inventará mil cosas: esta caliente, ahora esta muy frío, tiene una mosca, ya lo comí ayer. ¿Ir al baño? No, no tengo ganas, 5 minutos más tarde en el auto: ¡Mamá! ¡Para! ¡Para! Quiero ir al baño. ¿Dejar el pañal? Si aún no lo ha hecho ¡Tranqui! Solito pasará y más rápido de lo que te imaginas. ¿Alistarse para salir? Adelanta tu celular mínimo media hora, la única forma que puedas llegar puntual jaja. 


Tu esposo, Tu Mejor Aliado La única forma que tu familia pueda lidiar con un #threenager es que tu esposo y tú anden en la misma dirección. Los dos respalden sus decisiones y no entren en contradicción ni se quiten autoridad en frente de sus hijos, mamá no es el cuco ni papá tampoco. Olvida decir “le voy a decir a tu papá” tu eres la mamá y como tal tienes la misma autoridad que él. 


Perseverancia y Disciplina Para que ayudes a tu hijito(a) a continuar su camino es  que seas consecuente con lo que dices, no cambies de versión o técnica cada dos días, se elocuente y firme con lo que ordenas. Pero sobre todo lidera con el ejemplo.  



Llama a tu Mamá Allí estaré hijita, para ayudarte en lo que pueda. No temas pedir ayuda, no temas tener tu grupo de apoyo. Todas las madres necesitamos compartir y aprender de otras, todas pasamos por lo mismo. Muestra simpatía con otras mamás y sobre todos sus hijos, todas hacemos lo mejor que podemos. 

Siempre estaré allí para ti

Reirás todos los días Y esto lo dejé para el final, porque así como hay cosas típicas de un niño de 3 que hay que superar, lo más divertido son todas las ocurrencias que tienen en el día a día, esas frases mal dichas o cada respuesta espontánea, valen oro. No te las pierdas, que la amargura o cólera no te quiten el privilegio de disfrutar, pasan muy rápido.  Aquí una perlita de las tuyas:  

-¿Mamá que color se ha pintado mi abuelita su cabello? 
-Marron hijita 
-No mamá. Pollito.
-¿Pollito? ¿Que quieres decir?  
-Como el pollito amarillito, mamá.  
jajaja 


Hasta tu carta de 4 años.  



Que sigan teniendo una linda semana.  

Gracias por leerme. 


SIGUEME EN / FOLLOW ME AT