Mini Me

Mini Me
Mini me

Mamá Fashion

Mamá Fashion
Mamá Fashion

Embarazo Chic

Embarazo Chic
Embarazo

¡Nació!


Quería tener un parto natural, con lo menos posible de intervención medica, eso quería; sin embargo, no pensé que seria tan natural jaja. Como dicen todo embarazo, todo parto y todo niño es distinto, pues en mi caso se cumplió. Aquí les comparto mi historia de parto con un video personal de ese momento hermoso de tener a mi chiquita en brazos por primera vez. 
Bendecida


Llegue a las 40 semanas de embarazo, tuve mi control un día antes de mi fecha probable de parto, no tenia ningún síntoma, así que mi doctor me dijo esperamos una semana más sino programamos inducción. Me dio cierta tristeza porque con Beverly fue fue así y siempre añoré despertarme de madrugada con dolores y que se me rompiera la fuente jaja si yo se… media loca, pero eso quería y casi casi así sucedió jojo.


Las Contracciones

Llego el día de la fecha de parto, eran cerca de las 2 am, me despierta un fuerte dolor. Miré mi barriga y dije ¿será que es tiempo de conocerte? Volví a dormir y el dolor regreso con más fuerza, mi esposo se despertó y me dice que pasa ¿Es hora? - La verdad para nosotros era todo nuevo, con Beverly no vivimos eso - Le respondí “aún no, seguro son dolores pasajeros”; se durmió en el acto y yo me fui a caminar.  

Las horas pasaron, los dolores incrementaron. De 5 minutos pasamos a 4, a 3 a 2, y cada contracción duraba entre 60 y 90 segundos. Los dolores se volvían intensos, yo caminaba, era la única forma que podia soportar el dolor. Sentada, echada o en cuclillas era insoportable.
Caminar me ayudaba a concentrarme y sentir lo que pasaba en mi cuerpo. Caminé por varias horas por toda la casa tratando de aguantar y no despertar a nadie. Hasta que llegue a 2 minutos de contracción y dije, esto ya duele es mejor que vaya a la clínica. Mientras esperaba me puse a arreglar mi cartera, a revisar la maleta, a ver el outfit del bebe, a poner mi cargador, mis cremas jaja. A las 5:30am llamamos a la clínica para que preparen mi habitación. Nos alistamos y nos fuimos. 


En Sala de Partos

Al llegar a mi habitación de parto, me preguntaron si quería algo para el dolor, dije “creo que aún no”. Mi esposo ¿estás segura? En eso viene otra contracción que casi me dobla las rodillas, le dije mejor si jaja. La obstetra me revisa para ver cuanto de dilatación tenía y me indica que llamaría al doctor. Cuando regresa dice: tienes 8 de dilatación y ya rompiste fuente, tu doctor no ha autorizado ninguna medicina para el dolor, él esta viniendo para confirmar. Al escuchar eso, me entro un temor, no podia creer que haya resistido tanto por mi cuenta y a la vez sabia que no me podrían poner nada porque lo mismo me paso con mi primer parto, me anime muy tarde a la epidural. 
Mi doctor llegó a los 5 minutos, me reviso y dijo si, efectivamente tienes 8 de dilatación, el parto sera en cualquier momento, tu eres fuerte y ya veras que pasa rápido. Efectivamente así fue, llegue a 10 de dilatación y el parto empezó. 


El Parto

Esperaba que me indiquen cuando pujar, así hizo mi anterior ginecólogo con el primer parto, el cuál duro solo 5 minutos, dos pujadas y listo.  
En cambio, éste fue un parto lo más natural posible sin tacto ni intervención médica alguna, el doctor solo estuvo afuera de mi habitation por si se le necesitaba. 

Las obstetras que me atendían me decían puja cuando tu cuerpo lo pida. Yo no entendía nada, quería que me digan cuando pujar como la primera vez.
Ya ni dolores tenia, solo estaba enfocada en pujar y no sabia en que momento hacerlo. Intente en la posición tradicional, no pasaba nada. Entre cada contracción, monitoreaban el corazón de mi bebe, hacíamos bromas para relajarnos y yo bebía agua aguantando como macha (la verdad ya ni me daba cuenta del dolor).
Como pasaron 15 minutos y nada, la matrona me aconseja darme la vuelta y ponerme en cuclillas, entrar a la bañera o si deseaba pararme, claramente me dijo haz lo que quieras como te sientas más cómoda. Me volteé, espere una contracción, puje y nació la cabeza ¡eso si dolió! porque a diferencia de mi primer parto en el cuál tuve una episiotomía, en éste me dejaron que tenga un desgarre natural; ellos indicaron que la recuperación es más rápida y natural. En fin, ese desgarre me dolió en el alma y después tuve que esperar unos segundos a que gire la bebe para poder pujar el cuerpo. Hasta que por fin salió su cuerpecito, y recién di un grito de alivio y felicidad
Nuestro primer Abrazo

¡Y Nació! 

Al instante que nació escuche su llanto, un alivio vino a mi cuerpo, me di media vuelta y la pusieron directamente en mi pecho dejando de llorar inmediatamente; así cochinita como estaba, con sangre y todo la colocaron en mi pecho a esperar que el cordon umbilical deje de latir y mi esposo pueda cortarlo. Mi bebe pesó 3.8 kilos o 8.4 libras.

Luego de eso, iniciamos la lactancia esperando que la placenta salga y pueda terminar la ultima face del parto. Un momento mágico entre ella y yo, ella me miraba y yo no podia creer que la tuviera en mis brazos tan rápido. 

Esa experiencia de tenerla directamente en mis brazos aún latiendo su cordon, fue increíble y mágica. Sentirme que había podido hacerlo todo sola y en el momento que mi cuerpo decidió hacerlo ha sido maravilloso. 

Con este parto nadie me dijo en que día nacería mi bebe, cuando empezarían las contracciones, ni en que momento pujar y todo sin ningún tipo de anestesia. Si bien es cierto, en un momento me desesperé pidiendo que me digan que hacer, hoy me doy cuenta que pude vivir y experimentar cada paso de mi parto en forma consciente y natural, supe escuchar mi cuerpo y disfrutar cada momento. 

Anécdota: En el momento que la tenia en mis brazos, me preguntaron si sabía que era y dije no, ni mi esposo se dio cuenta, entonces le quitaron las toallas para mirar su sexo. Qué gracioso momento. Acuérdense que no estábamos seguros del sexo.

Video 

Les comparto un video personal de lo que fue mi parto y la magia de tenerla en mis brazos por primera vez.  



Definitivamente mis dos embarazos y partos han sido totalmente distintos, inclusive mis niñas son totalmente diferentes en todos los sentidos desde físicamente hasta la forma como se han comportado en sus primeras semanas de vida. Dios es tan sabio que nos da la bendición de experimentar y aprender cada día de nuestro viaje sin fin de la maternidad.  

¿Y ustedes? ¿Que experiencia tienen de su parto? 



SIGUEME EN / FOLLOW ME AT