Mini Me

Mini Me
Mini me

Mamá Fashion

Mamá Fashion
Mamá Fashion

Embarazo Chic

Embarazo Chic
Embarazo

Y Siguió en el Nido


Como les conté el primer día que fue al nido sufrimos mas nosotros que ella (post aquí). En el segundo post, les compartí el accidente que tuvo (clic aquí) y recibí muchos comentarios y consejos de mamis indignadas como yo, por eso me veo en la responsabilidad de contarles el final de la historia.

Primer día - Semana 1
El primer día del nido, la recogí mordida de las manos. Le pregunte a la profesora y no se había dado cuenta. Beverly me dijo “mamá, niña..ñam… ñam, libro” El ñam ñam lo hizo con muecas de que la mordieron y entendí que fue por el libro. 

Segundo día - Semana 2
De la caída, ella no recordaba nada (tiene menos de 2 años), solo me decía ¡mamá, hurts! (duele) y se tocaba la carita.

Indignada total y con dolor de verla tan mal con el ojo, no la quise volver a enviar, perooooo los esposos no piensan como uno. Se imaginaran que esos días en mi casa hubo mucha tension y discusiones, llantos y quejas. Al final a la semana siguiente volvió ir al nido. 

Tercer día - Semana 4
Al recogerla, tenia un segundo moretón pequeño debajo de la herida. Le pregunte a la profesora que paso y no se habían dado cuenta. Mi esposo, atino a decir “ahh un pequeño chinchonsito, es normal en los niños” Yo lo quería matar, se me vinieron cosas como tu no la tuviste 9 meses en barriga, tu no sufriste 10 contracciones, tu no pasas mas de 2 horas haciéndola dormir y mas cosas de una madre enfurecida.

Cuarto día - Semana 5
Yo seguía con la contra de no mandarla. Mi esposo tuvo que salir y no pudo ir conmigo a dejarla como todas las semanas. 
Al dejarla, por primera vez, no quería quedarse. Empezó a llorar, me dijeron que era normal que era parte del proceso. Yo me puse a llorar con ella, la tenia agarrada de mi cuello y no quería soltarme. Me importo poco que me vean llorar, pero se me partio el alma verla gritar diciendo “mamá, vamo casa”. Aun así la deje. 

Llegue a casa, con el dolor, me tire a la cama a llorar, verla tan triste pidiéndome que no la deje, no podia con la culpa
Mi esposo llego a los minutos, pregunto: ¿cómo te fue? Lo grite como quise, le dije que si el hubiera visto como gritaba, estaría peor que yo. Discutimos y me dijo "ok, si quieres sacarla del nido, vamos quitamos el permiso, no va mas, pero entiende es por su bien, ella necesita estar con niños y es una etapa que tiene que pasar", sin mas rodeos, fuimos a recogerla en el acto. Ingresamos al aula y estaba jugando feliz de la vida con los niños, mi esposo me dijo: ¿ves? Yo me sentí culpable de cortarle esos momentos de juego y nos fuimos. Regresamos a la hora y ella super tranquila nos abrazo a ambos y nos fuimos a casa.

Quinto día 
Esta vez al dejarla, hizo lo mismo, gritaba, lloraba, pedía que no la dejen. Mi esposo no pudo y me dijo, esta cansada, hay que ir a la casa, ya vendrá otro día. Le dije ¿Ves por lo que tuve que pasar?. El me dijo, entonces que se quede! (plop), nos aconsejaron que salgamos del aula y esperemos en recepción, a los 5 minutos ella estaba jugando, feliz de la vida.

Dias siguientes
A penas llegaba al nido, ya sabia que se iba a quedar, se ponía un poco nerviosa. Nosotros siempre entrábamos con ella, jugábamos un rato, nos despedíamos y salíamos. Al inicio poco a poco dejo de llorar, luego ya sabia que nos iríamos y se quedaba tranquila. Imagino que ya conocía a las profesoras y a los niños, y sabia que en dos horas regresábamos por ella. No hubo mas golpes, ni lagrimas y nosotros nos sentíamos felices de verla disfrutar de las actividades.


Quise contarles el proceso, porque muchas de ustedes se quedaron super alertadas de mi caso. Y después de todo, por mi propia experiencia, les puedo decir que es super duro dejarla encargada en manos de otros, ver que tu hijo se lastime y sobre todo verlo llorar, como madre primeriza se te parte el alma y te culpas de ello. Sin embargo, el nido después de todo no es tan malo, ella termino disfrutando de los niños y las actividades. Estaba feliz cuando sabia que iba ir al nido, que jugaría con agua y comería tierra (jaja me lo decía). 

Termino sus clases días antes de navidad, por eso espere a ver todo el proceso para contarles con la cabeza fría nuestra experiencia. Hable con las profesoras para que día a día me explicaban lo que habían realizado, los libros que habían leído, la canciones que cantaban y me enseñaban las fotos diarias de las actividades. Al final por navidad, nos regalaron el libro con toda su información de cada clase. Ahora ella abre el libro y me hablaba de sus amiguitos, de las profesoras y de las cosas que hacia. 


¿Ustedes pasaron por algo similar? ¿Qué opinan?


SIGUEME / FOLLOW ME